miércoles, 11 de febrero de 2009

Otro 14

Veo el calendario que al parecer es ocultado por el viejo reloj de pared cerca a las escaleras y me percato que estamos cerca a la fecha que muchas personas esperan. Uno de esos días no marcados de rojo en los números ni mucho menos con detalles o dibujos en las agendas. Me doy cuenta que estamos llegando a ese día que a sinceridad me parecía el día menos posible para salir y deleitarme, así como agradecer que existen personas que quiero tanto como yo.

Si señores, hablo del 14 de febrero, ese día que según la historia popular de muchos países veneran a un santo de nombre Valentín que seguro ni ustedes conocen su historia (lamento ser tan directo, solo a los que no lo conozcan), un personaje que se hizo conocido hasta ahora con su nombre en la fecha ya señalada, en representación del amor, la amistad y muchas cosas más referentes al bendito y añorado amor.

Conocen bien este blog, y me gusta hablar franco, es decir, sincero y poner en estas líneas lo que pienso y lo que ocurre en este entorno que uso como inspiración para las historias que escribo o deseo escribir. Pues bien, a ciencia cierta puedo atribuir que el 14 de febrero no es el único día en que puedes comprar una rosa, un peluche, chocolates derretidos (vaya que acá en Perú hace calor durante esa fecha), o ir a caminar por parques o ver la puesta de sol en algún lugar de donde se observe el mar.

Conozco a muchos amigos que quieren celebrarlo, incluso los que no tienen pareja, buscan desesperados un amigo o una amiga, sea cual fuere el género para ir a caminar, pasear, tomar algo o finalmente irse a bailar; ocurre lo mismo conmigo, pero claro, yo como buen muchacho me doy cuenta que ciertas situaciones de dan en el preciso instante. No niego que paso los 14 de febrero prendido de la televisión y aburrido a espera que mi celular suene para mandarme un saludo o una llamada esperanzadora que me diga ¿Quieres salir?.
Antes debo aceptar que era un desesperado, me las ingeniaba para no aburrirme dicho día, a la manera como buscaba un modo de salida, con alguien, pero claro era difícil, uno porque no tenía pareja (que creo es lo mas esencial en este día), y segundo porque mis amigos tenían pareja (me refiero a todos, salir de violinista no funcionaria).

Creo que con el paso del tiempo me di cuenta de muchas cosas sobre este día, sobre todo cuando veo a mis conocidos salir ese día, volver con una sonrisa o sentir que las mariposas aun vuelan sobre su cabeza así sea ya de noche contándote las incidencias de su salida.
Bueno, hasta aquí todo lo mío, pues bien, quiero narra lo que quiero decirles a ustedes los que tienen o no tienen pareja, y quiero atribuir la realidad… convivir con el 14 de febrero siendo soltero te aclara muchas cosas. Como dije líneas más arriba, el amor no tiene significado solo con un día, no es necesario simbolizar ese sentimiento con una rosa o un minúsculo regalo. Pienso que todas las veces que vas a buscar a tu pareja son el día de San Valentín, puesto que él o ella te reciben con una sonrisa simbolizando y agradeciendo que este allí junto a ti, no importa le regalo, importa la presencia. Una cosa, si hay algo malo de ese día es justamente cuando quieres estar a solas con tu pareja; detesto ver parques colmados de parejas abrazándose e intentando no empujarse, los micros repletos también de la misma imagen esta vez con flores y peluches que no te dejan ni estar parado ni sentado, incluso los ambulantes persiguiéndote para que le compres a tu pareja lo que venden (“Mire que linda chica se merece esta rosita tan preciosa a un sol nomas” – cita de un vendedor).


Por eso creo que aprendí a convivir con el 14, no me importa estar solo, ahora lo único que espero es que aquellas personas que se encuentran como yo, no se sientan tan decepcionadas del amor, hay que aprender a esperar y creo como dije hace un instante hacer que desde el primer día que encuentras el amor formes un 14 de febrero. De todas maneras San Valentín no se molestara.

Nota.-
A veces pienso como será mi primer 14 de febrero, acercándome a mi pareja y abrazándola, le doy un beso interminable para finalmente decirle al oído “Gracias por ser parte de mi vida”.


¡Feliz 14 de febrero amigos Bloggers, espero la pasen tan bien como yo!
(espero)

8 comentarios:

Lemon Guy dijo...

Presente! presente! yo pertenezco a esa masa q quiere sacarse el clavo el 14 jajaja bueno es q mis planes son d lo mas diversos ... pucha en realidad muy diversos como yo jajaja

- B.tO - dijo...

Mmmmmm el 14 de febrero me pone muy de malas.


Muuuy de malas.



Pero disfrútenlo jaja, saludos.

Anónimo dijo...

Coniguete un hombre pa que te haga feliz y dejes de hablar sonseras

Elmo Nofeo dijo...

Lo mejor toma su tiempo y lo bueno siempre es gratis como todo lo que da Dios,
pero si no quieres esperar puedes comprar tu Trome y buscar "trato de pareja".

Saludos.

Eduardo Fernando dijo...

Jaja, esos comentarios... .No solo cuando estás soltero puedes percatarte de que el día de "San Valentin" es el día del comercio, el amor en cualquiera de sus formas debe enaltecerse cualquier día a cualquiera hora. Todos son libres de hacer lo que se les de la gana ese día y los que no tienen con quien pasarla pues..., vamos, que es un día más. Yo si saldré todo el fin de semana.

Critico dijo...

Bueno, bro, te lo dire: yo no dejaria mi enlace en un blog de El Comercio si escribiera como tu. Tienes mala gramatica e incluso en tu perfil no sabes utilizar las comas. Ademas, esos cliches tipo 'Si, senores', son insoportables (y lo de que nadie sabe quien fue San Valentin... cri, cri).
Buena suerte en lo de escritor. Uno que sabe escribir toma CUALQUIER tema y lo hace interesante. Este no fue tu caso.

snoopymxli dijo...

Todos tenemos una percepcion diferente de este dia....

Para mi no tiene nada de diferencia a los demas....

Saludos......

Alias José Merino Cueva dijo...

para mi el 14 es el cumple de mi viejo... y significa tb ir pensando en ver este blog: http://kinkyssimo.blogspot.com/