lunes, 22 de diciembre de 2008

Un historia de Navidad

Cuando era niño recuerdo que dentro de nuestro cajón en donde se albergaba una tira de casetes antiguos para grabadoras de radio había una que distinguía de especial a todas, puesto que la mayoría de estas habían sido utilizadas para regrabar canciones que pasaban en el dial con éxitos y hits que con el tiempo solo se bailaban en fiestas cuando uno estaba ebrio.
Sucede que este casete color rojo con franja blanca y un símbolo azul tenía una línea vacía en donde supuestamente debía estar escrito el nombre del contenido. Recuerdo que junto con Karina, mi hermana, la escuchamos en la radio gigante de nuestra sala. Al ponerla escuchamos atentamente canciones navideñas, entre las de José Luis Perales, José Feliciano y unos villancicos que eran cambiados por otras melodías de aquella época rememorando “las más más del 90” y otros años atrás.


Sucede que en medio del Feliz Navidad de José Feliciano que trasmitía según la grabación la radio Radiomar AM, esta canción se detenía para abrir paso a una grabación, algo sin igual que al momento de escucharla con mi hermana nos quedamos congelados. Eran una voces, las cuales podía distinguir atentamente. Era la voz de mi padre quien hablaba junto con mi familia y se escuchaba los gritos de algarabía de un grupo de niños, era extraño por un momento, pero logre distinguir aquellas voces, una era la de mi hermana, mucho más menor en aquella grabación, luego la de mi prima Lorena y luego la de mi hermano Javier, con una voz delgada que representaba sus 15 años en aquel momento, el cual decía que hablen todos más fuerte para que se les escuche.
Escuche también a mi hermano Rafael, también con su edad de 14 años y una voz delgada, mi madre emocionada y mi tía Elena y mi tía Nelly conversando, parecía que brindaban, al distinguir bien la grabación, nos dimos cuenta que estábamos ante las navidad del año 1988, justamente, en esa época yo contaba con 2 años de nacido, una emoción que se distinguía en mis padres y familiares quienes me pasaban la voz ante mis silenciosas palabras de bebe.

Ante ello y en aquel momento que escuchábamos la cinta apareció una voz, era mi madre la cual mencionaba "Maimita, Papito, esto es para ustedes", al parecer entregaba algo a sus padres, mis abuelitos, Fausto y Juana, ambos agradecían, y ello provoco que nos quedemos petrificados, mis abuelitos, sus voces aparecían en aquella cinta de casete, recuerdo que mi madre quien escuchaba no aguanto y se puso a llorar aquella vez en silencio para no asustarnos; nosotros escuchábamos hasta que escuchamos en aquella cinta a mi padre quien mandaba a Javier a apagar la grabación y poner villancicos, de inmediato esta se detenía y la canción "Navidad Navidad" de José Luis Perales se hizo presente.
Mi hermana detuvo la cinta y la guardamos, en ese instante comprendimos que mi madre lloraba con justa razón, aquella navidad de 1988 era la última que pasaba mi abuelito Fausto con sus seres queridos puesto que al año siguiente partió para siempre.

Aún la cinta está guardada y cuando la escucho no dejo de llorar, porque escucho la voz de mis abuelitos, porque están ahí, porque recuerdo que pudieron ver a su último nieto pasar navidad junto a ambos.
En este instante mientras escribo estas líneas estoy llorando, puesto que en mi mente aun esta ese audio, lo escucho y me embarga la emoción, mi papito Fausto, mi mamita Juana, ambos, con nosotros, quizá el casete no grabo ello pero me imagino a ambos haciendo una caricia al más pequeño de los niños, al que lo acercan al árbol para que vea las luces multicolores o acercándolo al nacimiento para ser bendecido. Mis padres jóvenes dándome un beso cada uno y mis hermanos peleándose para poder cargarme…

Solo quiero decir con este post que tan importante es la Navidad para mi, aun la paso con mis padres hermanos y mis tíos y primos a quienes menciono, en esta celebración más nos reunimos para honrar esa alegría de ser familia, de estar juntos, de tener la bendición de Dios ante todo, la salud y las fuerzas para continuar. Navidad es mucho para mí, fuera de los regalos y demás, es una forma de decir “Te quiero” a quienes conozco.

Frase Final uno.-
Feliz Navidad a todos los que leen este blog, gracias por la lectura.

Frase Final dos.-
Papito y Mamita, los adoro y Feliz Navidad a ustedes allá en el cielo.

6 comentarios:

Eduardo Fernando dijo...

Para mi el mes de diciembre tiene un aire especial, se respira distinto y es que la navidad es más un sentimiento compartido que una fiesta marketera. Estas fechas, el corazón se encoge y los recuerdos vuelven, pero es así, el tiempo no regresa y no queda más que aprender a vivir con los recuerdos.

Yo paso mi navidad con mi hermana de 16 años y mi mamá, mi papá está trabajando en el extranjero y aunque se le extraña siempre, navidad en particular se le extraña un montononon.

Que esta navidad encontremos los mejores sueños y deseos dentro de nosotros y que luego regalemos, parte de ellos, a los que más los necesitan, porque un mundo sin sueños no es mundo.


¡Feliz Navidad!

...y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad...

Lemon Guy dijo...

ES probablemente el post q me ha enternecido mas de todos los q he leído este dia, una excelente muestra de como nuestro seres queridos pueden no estar físicamente a nuestro lado pero permanecen vivos en nuestro corazon!! ... Feliz navidad! y deja d llorar x el kct es después de todo la grabación de un momento feliz.

***N!nf@*** dijo...

Feliz Navidad!

Alias José Merino Cueva dijo...

feliz navidad... mis mejores deseos Poeta

un fuerte abrazo y saludos de marilia

Petisita dijo...

Que lindo corazon tienes Jorge. No te conozco en persona pero lo puedo ver perfectamente. Espero que hayas pasado una navidad linda con toda tu familia, se nota que son unidos. Y para año nuevo que haras?
feliz 2009!

Elmo Nofeo dijo...

Hermoso post que recién puedo leer.

Un abrazo y pásala bien en el fin de año.