domingo, 16 de marzo de 2008

CINCUENTA = 50

Esta vez escribo para no solo sonreír al momento de presionar una letra de este teclado color negro y casi con las letras sucias de tanto chancar y chancar. Pues esta vez escribo porque es mi post numero 50, si el 50 luego de tantas veces estar escribiendo historias tras historias de este muchachito que ya han leído peripecias, aventuras, alegrías y decepciones en su larga carrera para llegar a ser escritor. Pues bien, me escribo para rendir una felicitación no solo a mí, sino a tí amigo lector que tuviste la paciencia de leer cada una de las historias y te tomaste la molestia de escribir un comentario bueno o malo, bonito o terrible, pero en fin, rajaste lo suficiente y creo que de todos modos te agradesco por ello.
Pues contare ahora que mi vida esta sintiendo esos cambios post 21 años a cumplirse (el 21 de marzo), el cual no celebrare por motivos de celebrarse la Semana Santa (si, que piña que soy, sé lo que quieres decirme), pues asi es la vida de caprichosa y lo que diga el grupo Elefante.
Pues que podría escribir ahora celebrando este motivo. Se me ocurrió de la nada narrar algo sobre mi y mi vida, no tan parecido a lo que lees en mi perfíl, pero en fin es algo que quisiera publicar.
Comenzaré que nací el día que mi madre no lo pensó, además la historia es algo extraña en el aspecto que mis padres me lo narran una y otra vez hasta avergonzarme.
El día que nací creyeron que habian tenido una niña... si, una niña (que roche) incluso al momento de creer que ya había salido del vientre de mi madre pusieron un nombre que caería de acuerdo con el momento, me habian llamado Mellisa.
Pero grande fue la sorpresa al enterarse que habian tenido otro varon, puesto que sus dos primeros hijos nacidos hace diez y once años atras y una niña que habia nacido hacia once meses tambien detrás picaron el bicho a mi familia que podrian tener dos parejitas como tanto lo desean mis padres.
Bien, nació un varón, y mi madre toda fanatica en ese entonces de quien decia ser su amor imposible Jose Luis Rodriguez “El Puma”, decidió llamar asi a su tercer hijo y el último, Jose Luis. Pero problemas como menos se esperan.
Papá fue al registro a dictar el nombre de su nuevo hijo, de su ultimo retoño o su “conchito” como decía, pero problemas al escuchar (enfermera sorda), cuando mi padre mencionó el nombre y tal vez problemas auditivos o la luna que separaba al que presentaba al hijo y a la encargada, etc, etc, provocaron la confusión y grande fue la sorpresa al encontrar en la partida del nacimiento el nombre Jorge Luis.
En fin, mi infancia fue dulce y serena y entre explosivos y apagones de los años del terrorismo en mi país, la leche y el azúcar que eran escasos y los deseos de llegar a mas fueron y fueron avanzando.
Era un niño de colegio amante de la Historia del Perú, quise ser profesor, lo deseaba con cariño y no me perdia ninguna clase, incluso ver tanto las peliculas de Indiana Jones provocaban en mi ser el anhelo de poder llegar a ser arqueólogo y que una bola gigante me persiga por un camino angosto. Pero luego mi deseo más fuerte fue al recordar esos juegos en el patio con los soldaditos de plastico con tricheras y tierra al que me invitaban mis hermanos y tuve la dicha de pensar que seria perfecto en mi vida ser militar, y lo desee tanto que en la fiesta de promoción del colegio primaria dijeron entre parlantes y aplausos que “De grande quiere ser un gran Militar”.
Pero cosas del destino, la secundaria me cambió, y problemas que pense no afrontar, la dicha de conocer la realidad del mundo imaginario que pensé vivir y cosas de aqui y de allá cambiaron mi camino y tanto, tanto que acorde en mi mente y mi corazón la descisión final de hacerme escritor.
Claro, provocó un dolor de cabeza en mi madre y mi padre, pero al final vencí y termine estudiando Ciencias de la Comunicación y me dedique de lleno en la prensa (algo ligada, pero de todos modos soy escritor).
Así corre mi vida, así corre todo como una carrera de 100 metros planos con todo y obstáculos. Pues bien, de un post para el blog, un cuento, un poema, una novela y un guión de cortometraje y una idea de documental cruzan mi mente ya y la idea de cumplir 21 años se acerca cada dia mas.
Cincuenta post, (no me lo imaginaba), en fin, si te aburrió este post no importa, fue una emoción grande darme cuenta que pasaba en mi y lo tanto que había escrito, no porque simplemente quiero, sino porque deseo que cada uno de ustedes lectores sepan que este muchacho tiene un sueño, el sueño gigante y potente como una estrella en el firmamento de querer ser un gran escritor.
Gracias y mil gracias a ti que llegaste hasta esta línea y gracias por visitar este pequeño espacio en el internet.
Gracias de nuevo.

6 comentarios:

Matanguero dijo...

¡Los primeros 50 son los más difíciles! Cuando te vuelvas a fijar ya vas a estar llegándole al 500. jA!

Zegim dijo...

Y es nada más el comienzo :D

Petisita dijo...

Pues si lo deseas de todo corazon, llegará a ti!!!! y como siento tanta pasion entre lineas me atrevo a a decir que asi sera, asi que cuando me presente ante ti con un ejemplar de tu primer libro para que me lo dediques, te hare recordar ;)

Hot Woman dijo...

Felicitaciones pro el post 50, por el cumple y sigue adelante y ya verás que lograrás tus metas.
Saludos

Pollo especialista dijo...

Felicitaciones...espero que sigas escribiendo muchos más...

ArCaNo dijo...

militar? A esos los educaron eso que llaman: obedecer y ser obedecidos; no han sido instruidos en el arte de pensar.
Afortunadamente optaste por las letras.
Felicitaciones por los 50's..