lunes, 2 de febrero de 2009

Ese hombre robo…

Quisiera hablar de muchas cosas, situaciones diversas que pasan en mi entorno, y bueno creo que lo cumplo… aunque creo que esa típica frase de “desearle a otro lo que te paso a ti”, es algo que no comparto, sin embargo de manera errónea parece que esto estuviese ocurriendo.
Últimamente estoy en una capacitación para un trabajo (algo genial, pero complicado), y bueno ahora estoy, se puede decir, compartiendo parte de mis días con un grupo de muchachos que al pareceré poseen casi las mismas características de muchachos de un colegio secundaria en el 5to año. Un muchacho moreno, un muchacho alto y gordo, otro también gordo pero chato, un reggaetonero y uno que aparenta ser vivo, que ahora a pesar de los sobrenombres que le ponen a todos se convirtieron en elemento de mi compañía en este tiempo. Juntos se puede decir creció rápidamente una amistad regularmente sincera.


Es extravagante, pero que desde se inicio todo veía a estos muchachos muy aparte que con ganas de trabajar, con la intención de encontrar a alguien interesante con quien compartir un momento es decir y en el idioma varonil, hallar a una mujer que sea parte de comentarios y si es posible de una salida hasta algo mas, dependiendo la situación.

Hasta hace unas semanas vi en uno de ellos la atracción hacia una jovencita, una muchacha que también conozco y no puedo negar es muy linda, este muchacho de nombre Martin con el típico comportamiento de Daddy Yankey peruano que al parecer demuestra sus escasos encantos solamente en la forma de hablar y queriendo impresionar con ese “talento de barrio” a aquella persona que se le cruza (craso error).

Veía a Martin con la intención de acercarse a esta chica, como recalco, muy linda ella, e intentando demostrarle por medio de palabras sacadas de reggaetón un modo de cortejo no muy bien visto por otros. Así que como se esperaba hizo otros intentos que al parecer no tenían algo aceptable.
Es así como en este diminuto grupo de seis (incluyéndome) aparecía un joven alto de pelos parados dientes masu chuecos y con una sonrisa algo malcriada, con al parecer rasgos de viveza inventada. Este muchacho es Luis, sin duda alguna un elemento de la sociedad a la cual denominaríamos “solapa”.
De inmediato Luis hizo un acercamiento a esta chica, no lentamente, este si fue muy rápido y al parecer demostraba en su mirada la intención de querer marcarla como vaca de corral (sin agraviar a la muchacha).

Es así que al parecer los intentos de Luis dieron unos resultados puesto que esta muchacha ahora tiene un acercamiento positivo a este dejando de lado los intentos de conquista del pobre Martin, dejándolo abandonado en un rincón fumando cigarrillo y cantando canciones de Pimpinela (ups!).
A que voy, pues ahora que Luis está realizando ello, Martin se siente decepcionado, y al ver esta escena de telenovela no sé porque pero de inmediato siento que esto parece que lo he visto anteriormente, no sé cuando, pero en verdad me deja pensativo.

Quien sabe que pase ahora, solo sé que Martin en este instante quizás esta escuchando música observando hacia el techo de su habitación, mientras Luis olfatea el siguiente paso para acercarse más a la pobre muchacha; quien sabe que pude pasar, todos somos testigos de ello, aunque no puedo negar que esto ha generado una cosa más. Que yo me preocupe y empiece a sentir que también puedo perder un intento de acercamiento a dicha muchacha.
Si ya se, es historia conocida…


NOTA.-
Aquí quisiera compartir con ustedes una canción que al parecer especifica lo que ocurre con estos muchachos… aunque veremos que cantan al final.



7 comentarios:

***N!nf@*** dijo...

ja que buena cancion!
un beso

Soy_Dd dijo...

hijole...creo que me he llegado a sentir como ella...situación dificil para todos los relacionados...saluditos!

..."""silvanna"""... dijo...

No he visto Harry potter... no me gusta nada ese niño :S

Si yo fuera esa chica os dejaba a todos con la boca abierta y me iria con otro jajaja cómo soys... jajaja

- B.tO - dijo...

Jajaja qué dramas amorosos.

Me entretienen bastante...

Eduardo Fernando dijo...

¿Ustedes van a capacitarse o conquistar? jaja. Fuera de eso, como que de tanto buscar las personas terminan llamando moscas.

Alias José Merino Cueva dijo...

dramas... esa kncion nom gusta

cierto, Jorge, queria invitarte a leer mi nuevo blog de relatos: http://nomascuentosmael.blogspot.com/

Lemon Guy dijo...

Nada q el floro aun funciona con las mujeres ... pobres ellas q ya superen esa etapa no? aun recuerdo el consejo q le di a una amiga ... ya carajo deja d sufrir! es hora d pensar como hombre y adivina q ... se lo pasa bomba ahora.