domingo, 13 de diciembre de 2009

Carta a un celular malogrado


Querido celular:

Ahora que te veo ahí en un rincón de mi cuarto totalmente apagado y sin efectos suficientes para que resucites a tus majestuosas épocas, pues he decidido escribir finalmente aquello que nunca había dicho acerca de ti, y creo que de algún modo es un homenaje a lo que creo es un futuro adiós definitivo.

Recuerdo aún aquel año que te obtuve, cuando creí haber encontrado el trabajo perfecto y lo que vendría a ser mi futura vida tras el hallazgo, gracias a mi hermana y su tarjeta de crédito Ripley que ya no se si funciona, que te saco en dos cuotas las cuales pagaría con los pagos que tendría, recuerdo que te vi, con esa pantalla clara y llena de colores con una cámara fotográfica que a pesar de todo me seria útil tras el robo de el anterior equipo por culpa de las apretaderas de un maldito bus cargado de pasajeros fue sustraído de mi bolsillo.
Recuerdo que te toque emocionado y supe que serias el teléfono indicado para mi, que tus características serian suficientes para manejarme y comunicarme ante las siguientes tareas a presentare en mi vida. Y así fue… o bueno, casi todo.

Tras elegir los dos números duados que me servirían de mucho (uno de mi hermana y el otro de mi amiga) sostenía contigo recordadas noches en donde entre los juegos que tenias y llamadas largas y casi madrugadoras, te tenia a mi lado y espere con cariño que nunca te pierdas, nunca te roben ni mucho menos que jamás te malogres.
Y justo en esa época cuando estaba contigo en el trabajo me despidieron y por poco te perdía, sin embargo mi hermana de gran corazón aún no me cobra ese dinero que aun le debo por tenerte, fíjate como es la vida.

Si hay momentos que te recuerdo con mas cariño fueron los días de Navidad, cuando te utilizaba para llamar a mis amigos y te recargaba de saldo que muy pocas veces hacia, te utilizaba para llamar y llamar, desear Feliz Navidad con mensajes de texto o llamadas a la grabadora de voz, cuando caminaba por las calles de Lima contigo en el oído y escuchando las voces que deseaba oír en esas noches de magia, momentos sin duda alguna inigualables.

Lamento ante todo haber perdido tu tapa de batería en ese partido que tuve con mis primos, prometí encontrarte una nueva pero no lo logre, pero fíjate que fuiste muy valiente, y a pesar de ello nunca tuviste percances, seguiste funcionando como en tus grandes épocas. También lamento haber rayado tanto la pantalla, haber rascado miles de veces los botones hasta casi desaparecer los números, en fin, lamento muchas cosas.

Lamento decirte ahora que te veo, casi dos años después de verte la primera vez en una caja nueva de teléfonos celulares, que en realidad nunca dejaste de ser el mejor, como te dije compartí contigo grandes momentos, sobre todo con mis duados cuando los llamaba, ya sea para una buena noticia, así como para matar el tiempo al son de bromas y conversaciones, que me acompañaste en muchos momentos, tanto en la universidad, en las practicas del diario y la radio, en el trabajo uno, en el trabajo dos y hasta el tres, en las salidas a la calle, en todo momento y lugar siempre fuiste mi incondicional. Hasta las noches cuando necesitaba despertar y de repente con tu bulla que odiaban mis hermanos y mis padres m despertabas para irme a donde sea.

Ahora tú apagado ahí en mi cama me doy cuenta que los grades momentos se extinguen con el paso de las horas, los días y los años, que muchos momentos pueden compartirse, pero de repente perderlos así de la nada. No sé si te compondrás, no sé si te echare a la basura o lo regalare para juguete, pero si puedo decirte que no habrá otro celular tan pero tan especial que haya compartido conmigo momentos realmente gratos.

Gracias querido celular Siemens C71a, gracias por grandes momentos contigo.

Tu dueño.



Jorge Luis

2 comentarios:

S٥y DD dijo...

jajaja si los celulares hablaran, ke no dirían de uno verdad?

yo ya ni puedo recordar mi gran historial de celulares, tampoco nunca recuerdo el número... pero si se extrañan... y ya vendrá uno mejor!

saluditos! bonito día XD

JuAn-K!! dijo...

ay poet... resulta tan gracioso y nostálgico a la vez... pero joder, hombre! tú pones tilde cuando quieres no?. Nunca me cansaré de repetírtelo! un abrazo!