lunes, 14 de julio de 2008

Una carta que nunca se entrego

A continuación presento esta pequeña misiva, guardada en un papel, pero mejor conservada en un corazón:

Querida:
Me apena saber que en este instante aquel potente sentimiento ha pasado, esa idea que rondaba mi mente y la que muchas veces he intentado expresar sin poseer esa valentía con la que todo un caballero se debe identificar, es terrible por momentos aceptar que esto ha acabando, que se va, pero que de inmediato regresa, cuando menos me lo he imaginado.
Te juro que hay noches en que intento gritarme en mis sueños, reclamarme y decirme que esto fue solamente una de las tantas ilusiones que tuve hasta lo que vivo ahora; aunque pienso que esta vez no fue un error, y como me dijeron una vez, di en el clavo al encontrar en ti a una persona que muy escasamente encontrare en este mundo.
Me da pena ver en ese cuaderno azul la carta que escribí especialmente para ti, esa donde en cinco páginas desplayo lo mejor posible aquellos sentimientos que guardaba y donde gaste la tinta suficiente para poder conceptuar mi amor. Además, me siento una nada al recordar esas interminables noches teniéndote a mi lado, hablando de la luna y pensando que en esta tierra no podía existir mejor momento que estando tu y yo en tan grande universo.
Te parecerá una locura, pero esto en verdad paso, tal vez creerás que es un sueño pero es cierto, te quise lo suficiente que ni podrías imaginarte que tanto fue, intento por momentos olvidarme de todo pero es imposible, alejarte de mi mente, olvidar tus palabras, tu compañía, todo, pero es totalmente imposible, ya estás aquí adentro y si estás aquí no hay modo de poder sacarte.
Intento conocer otras personas, salir y olvidarte entre los pasos que doy, dejar que tu sonrisa se vaya con el viento que choca mi rostro, hacer que esas palabras que nos decíamos sean llevadas por el sonido de la calle, intento de todo sin encontrar éxito. Como te dije, ya estás aquí.
Hace poco estuve en la playa, donde entre llantos te despedí, pidiendo clamor para que no sufra lo suficiente al olvidarte, y me vi colmado de indagaciones si en totalidad te saque de mi mente, si pude por fin alejarme de aquellas ideas que rondaban mi interior las veces que estábamos tan cerca.
Ahora camino entre la oscuridad de la noche, te veo entre mis ojos cerrados y por momentos presiento que en algún momento estas pensando en mi, lejana pero piensas en mi, mientras acaricias tu suerte tal vez ruegas que te saque de mi; pides y aclamas que te borre de mi recuerdo. No sé porque, pero piensas en ello, lo presiento. Y aseguro que hoy sonríes, caminas lentamente y das al aire esa sonrisa de la cual me quede prendado.No sé de ti, te fuiste sin despedida, sin una explicación al porque de tu partida, al porque de tu adiós mudo. Te fuiste y yo no hice por buscarte, lo intente pero me sentí frustrado de mi mismo. Porque no puedo ir a buscarte, porque no puedo ir a verte, por tantos motivos que aseguro van de bien a mejor en tu vida.
Ahora escribo esta carta, pensando en ti; viéndote entre mi mente y aceptando que nunca podre olvidarte; que eras tú esa persona que tanto esperaba, esa persona de quien en verdad me enamore, aquel ser humano que sería la perfecta pareja con quien debía andar. Pero ahora ya no lo creo, hoy se acaba todo y no hay otra oportunidad, ese secreto a voces que tanto poseía se extinguió entre el fuego y nunca más se recupero.
No me voy sin antes decirte algo que quería mencionarte, en caso hayamos unido nuestro sentimiento; “Quiero ser feliz, y que mejor que tu ayudándome a serlo”.

Atte
Yo

P.D.- No le digas a la persona que te ama, que yo escribí esta carta.

13 comentarios:

Fiore dijo...

Auch!

debiste entregarsela antes de que encuentre a "ese que la ama"

bso

Alias José Merino Cueva dijo...

a vcs el amor apesta... pero siento te he sentido enamoradizo tío, talvez si no demuestras tanto interés ellas sientan interés (tu entiendes)

TRuLy dijo...




Yo del amor, no se nada..


:(


Zegim dijo...

Sé que no es la opinión más popular, pero... eso del amor no algo que deba tomarse muy en serio.

Una vez dicho que le que se tenía que decir, a otra cosa.

O terminas viejo, loco y viviendo con un montón de gatos ;)

Alias José Merino Cueva dijo...

uy, lo dice el chico escarabajo q no está con los titanes ni con la liga XD
ni rose le da bola, prefiere a kid devil

G. Bastas Chipoco dijo...

La cara esta linda, ¿ok? pero al final es pura mierda.

No me malinterpretes, mi buen amigo Jorge, pero mejor sería si se lo dijeras a ella en vez de lamerte tus heridas como un animal lastimado y escribir tus cartas que aunque románticas no dejan de ser lastimeras.

Anónimo dijo...

das pena
un poco mas de valentía no t haria mal

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Elmo Nofeo dijo...

La vida es el único juego en el que no vale repetir, oportunidad que dejaste pasar, oportunidad que perdiste.

En el amor no te puedes dar esos lujos.

Saludos.

Martin Hidalgo B. dijo...

Una carta no entregada es una palabra sin decir. Ay cronwell tú y tus lastimerías. Es tan fácil,decir lo que sientes cuando realmente lo sientes, como cuando en verdad estás enojado con algo y dices ¡Vete a la mierda!

Pollo especialista dijo...

aunque la carta no llegó a su destino, vale mucho para tí mismo haberla escrito y para nosotros que la compartas...suerte

Anónimo dijo...

sigues dando pena bro