miércoles, 23 de mayo de 2007

Cuento "LOS INMORTALES"

Con el rostro desgreñado y la mirada perdida, Felipe caminaba hacia el barrio, mirando de un lado a otro sintiendo que estaba siendo perseguido mientras la preocupación se hizo grande. La pelea había sido terrible y la recordaba mientras miraba el corte que tenía en su pierna que aun sangraba y era vendada improvisadamente con una tela, la sangre había manchado gran parte de su pierna produciendo una especie de cascada que quedaba en su media y se impregnaba.
Al llegar al barrio miro hacia la esquina y encontró a Tato sentado en la vereda, estaba en una postura extraña mirando hacia el suelo con los brazos cruzados, sus codos se apoyaban en sus rodillas y respiraba rápidamente y absorbía aire sin detenerse:
- ¿Qué pasa? – pregunto Felipe.
- Laconchasusmadres – decía Tato con lágrimas en los ojos.
Felipe pensó al ver a Tato, claro, ayer también estuvo en la fiesta, ayer me fui con él, ayer salimos con la gente, ayer nos bronqueamos con las gallinas, ayer me hicieron el corte, ayer casi me muero:
- Pero ¿qué pasa? – nuevamente preguntó Felipe.
- “Gato” huevón, “Gato” – exclamaba Tato aun respirando rápidamente.
“Gato” – pensó Felipe, “Gato” tenía 17 años, su santo era en unas semanas e iba a hacer un tonazo, ayer nos invitó, ayer también peleó junto con nosotros:
- Los conchasusmadres lo mataron – dijo Tato volviendo a la postura anterior.
***
En la tarde, ambos con el rostro de indignación y lleno de lagrimas en las mejillas aun no secadas, Felipe y Tato llegaron a la casa de “Gato”. Afuera un hombre de mayor edad acomodaba unas bancas y solloza sin intentar demostrarlo. Cerca de él, un muchacho limpiaba la vereda y mostraba ser infectado con lo mismo que tenía el hombre. Tato se acerco a la vereda y vió que todo estaba lleno de gente, había flores y coronas junto con personas mirando al suelo. Al fondo el ataúd color plomo tenia a su derecha a una mujer llorando incesantemente:
- Mejor vámonos, venimos en la noche – dijo Felipe.
Felipe se va a su casa mientras deja a Tato en la esquina, la herida que tenia en la pierna estaba curada e intentaba no tocársela para que no provoque dolor ¿Qué mas dolor que con la muerte de mi pata? – piensa Felipe. Al llegar a su casa ve a su madre que cocina, él mientras se sienta en el comedor escucha a su madre que el cuenta sobre “Gato” a quien llamaba Jaime, “Gato”, “Gato”, el día que te vimos corretear a un pericote que había entrado a tu jato “Pareces un gato morroñoso” – grito Chanfainita con las manos haciendo bocina, “Gato”, así nació tu chapa compadre, así te tuvimos como pata, ahora que no estás ¿como será?.
***
Felipe sale de su casa y llega a la esquina, están todos sentados haciendo un círculo, en el centro están Tato y “Water”. Ambos parecen discutir, mas cuando Tato grita ¡Tú tenías que bronquearte con el gorila! Y “Water” le responde ¡Tú eras, huevonazo el que tenia la chaira, tú debiste bronquearte con el gorila!.
La pelea se calma cuando “Chanfainita” interviene ¡No vamos a culparnos, el único culpable es ese gorila que lo atacó!, nadie más habló, fue silencio lo que rodeó ese momento la esquina, sólo el sonido de los pasos dirigiéndose a la casa de “Gato” sonaron.
Al llegar a la casa saludaron a los que estaban afuera, entraron y vieron a la mamá de “Gato” que lloraba en un mueble, más allá su hermano intentaba calmar a Melliza, la enamorada de “Gato”; grande fue su sorpresa cuando vieron al hermano de su amigo que se acerca a ellos, los empujó afuera empezando una extrañeza a reinar el velatorio. Afuera el hermano les empezó a hablar de una manera colérica ¡Ustedes mierdas, ustedes, por su culpa, por llevarlo, por empujarlo a tantos lugares mi hermano se me fue, y todo por su culpa mierdas, malditos, aléjense de mi casa, no quiero volver a verlos!. Fue la única vez que escucharon el anuncio, todos caminaron a la esquina donde se habían reunido mientras Tato, Chanfainita y Pepe lloraban, “Water” se resignaba solo y Felipe intentaba no llorar.
***
- ¿Que hacemos? – preguntó Chanfainita.
- Nada pues huevón, solo resignarnos pues, ya estamos jodidos con su familia, ya ni quieren vernos – explicó “Water”.
Sentados en la esquina miraban hacia la casa, se estaba cerrando la puerta y no entraba ni salía alguien mas. La noche ya estaba siendo parte del momento y más aún cuando el grupo tomaba un poco de cañazo y fumaba unos cigarrillos; a pesar de ello nada tranquilos se sentían, se percataban del silencio de la calle y todo por la muerte de un amigo:
- No podemos hacer nada, sabemos que no fue nuestra culpa, que la culpa únicamente la tiene ese gorila con quien peleó – explica Felipe dando una pitada a su cigarro.
En ese instante “Water” se paró y botó un poco de cañazo al suelo, su cigarro cayo también y todos alzaron la mirada para verlo:
- Vamos.
***
Doblando por una librería que quedaba en una esquina y todos con manos al bolsillo caminaron sin detenerse, al llegar a una calle vieron que no había nadie parado en las esquinas ni en alguna puerta de las casas de allí. Pepe se asomó de casa en casa y buscaba respuesta a algo; al llegar a la otra esquina Pepe se escondió por un poste, dio una señal y regresó hacia el grupo:
- Son como cinco o seis, están todos los de ayer, hasta el gorila – explicó dando señas de sus ubicaciones.
- Ya pues, es hora de hacer algo por “Gato”, saben que nosotros así nos metan chaveta o algo somos inmortales, ¿entendido?, ahora sólo les pido que recen por el alma de “Gato” y se encomienden al viejo – explicó “Water” y se persigno.
Cada uno empezó a persignarse y saco de sus bolsillos algo brillante. Felipe mostró temor pero sabia que estaba haciendo un acto de venganza, ¿por qué se metieron con nosotros? Pregunta en silencio, repentinamente todos caminan con dirección a la esquina señalada, Tato a la cabeza da la señal de ingreso y doblan la esquina.
***
Los dos bandos se miraron y se acercaron lentamente retrocediendo y sacándose las chompas o casacas que tenían. Tato empezó a golpearse con un gringo, y “Water” con el famoso gorila que mató a “Gato”. Pepe se agarraba con un chato mientras “Chanfainita” agarraba a uno de gorra volteada y Felipe pateaba en el suelo a un pata de cabello rapado. Los golpes no se sentían, y más cuando había cólera y odio hacia los enemigos, la sangre recorría la calle y los ladridos de perros y palabras soeces eran parte del escenario. L mente de los vengadores tenia la palabra “Gato” y tenían la palabra odio dibujado en su rostro. Chanfainita repentinamente le dio una patada en la cabeza al gringo y corrió a golpear al gorila, “Water” estaba ya herido e intentaba llegar a pasar la voz a todos; cuando se percataron vieron a dos de sus enemigos caídos y sangrando, todos intentaban defenderse a pesar del sonido del pito de una casa, ya llegarían los tombos, pensaba Felipe mientras metía codazos al chato que golpeó a Pepe.
Todos iban contra el gorila, todos le intentaban dar, pero no se dejaba Algo había en su cintura que intentaba sacarse, los demás enemigos se empezaron a levantar y a defenderlo. Cuando estaban todos contra todos se escuchó un estruendo, un disparo que no podía ser de un tombo, no había ninguno por ahí; Felipe se dio cuenta que su espalda le ardía, se sintió mareado y vio que todos volteaban, Tato gritó y todos lo siguieron casi cayéndose por los cortes, “Water” no retrocedió, intento correr y no lo vio. Felipe cayó y vio como todos sus enemigos perseguían a sus amigos, no había nadie, él estaba solo sin ayuda de nadie. Sabia que algo había pasado, le ardía la espalda y sintió que se dormía, intento gritar pero no podía, se dio cuenta que a su alrededor estaba formándose un gran cúmulo de sangre, se caía y no podía hacer nada.
Se dio cuenta de lo que había pasado cuando miro que “Gato” con lagrimas en los ojos se le acercaba:
- ¿Por qué Felipe?
Felipe sintió que ya nadie regresaría, por ello cerro los ojos.

3 comentarios:

Jorge Luis dijo...

weno poet! me enorgullece verte realizando tu gustito en este pequeño espacio tuyo...sabs q este cuentito lo lei cuando era apenas un trozo mas d papel cuadriculado d tu agendita...tu siempre tan precario poeta! ese cuento m supo enganchar..y ahora lo tenemos publicadazo en una pagina..jaja bien ahi probeta, sigue adelante mago!

Juan-k!! dijo...

pooooooooooooota mare, jaja, m olvide q ese correo lo creaste tu, y si coemnto con le, parece como si tu solo t stuvieras comentando..jaja....la proxima vez no m olvidare d poner mi nombre al final...y esto es ura recomendacion para todo aquel q ose comentar en el blog d poeta..jaja

Lilit dijo...

La historia es interesante, tiene un fondo que creo deberías desarrollarlo más. Los personajes están bien, pero hay algo en el contexto... falta resaltar el ambiente, das muy pocas luces de ello... es mi única salvedad, no soy quien para criticar más... ¡Ah! Cuidado con algunas palabras.

Exitos Poeta

En el transcurso de los días leeré otras narraciones... para ver qué puedo rajar ;)